El 7 de enero acaban las fiestas y se reanudan las clases. Esa vuelta a la rutina necesaria y esperada en ocasiones no es posible para los niños y adolescentes con cáncer. Ahora bien, la psicóloga de ASPANION Olga Martínez explica que el establecimiento de hábitos y rutinas en niños enfermos puede ser muy beneficioso. De hecho según explica, “si el estado de salud del pequeño es adecuado y el equipo médico lo autoriza, es positivo integrar en las aulas al niño aunque sea por periodos breves”. “El niño vuelve a tener contacto con sus amigos y compañeros, descubre que la vida que llevaba puede reanudarse sin problemas y disfruta de las cosas simples”.

Al margen, los menores ingresados, pueden también volver a integrarse en las escuelas hospitalarias. Para ellos es igualmente esencial seguir aprendiendo y evolucionando a nivel académico. Es por ello que los hospitales con unidades pediátricas disponen de equipos docentes orientados precisamente a hacer más llevadera la estancia al menor ingresado. Estas aulas hospitalarias permiten también a las niñas y niños continuar con su formación o al menos no prescindir completamente de lo que supone ir al colegio.

NUESTRAS ESCUELAS DE NAVIDAD Y VERANO

Desde hace años Aspanion, consciente de esta realidad, promociona escuelas de Navidad y Verano para estos pequeños que se ven obligados a pasar los periodos vacacionales en el hospital. Los días pueden ser largos y tediosos para los menores en tratamiento y sus familias. Estas escuelas en periodos vacacionales sustituyen a las aulas hospitalarias y son una realidad año tras año en los hospitales La Fe de Valencia y El Hospital Clínico Universitario gracias a la generosidad de empresas e instituciones diversas.

El establecimiento de hábitos y rutinas en niños enfermos de cáncer es fundamental. La educación es un elemento tan importante como la alimentación o la higiene.

 

#Aspanion #CáncerInfantil #AcabalaNavidad

2020-01-07T12:43:21+00:00