ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y CÁNCER INFANTIL

Para todos los niños es esencial una alimentación equilibrada y saludable. Si esos niños están afectados por cáncer infantil la importancia de la dieta es si cabe mayor. Precisamente por este motivo, ASPANION, la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de la Comunidad Valenciana, ha editado una guía Titulada “Alimentación saludable y Cáncer infantil, que tu alimento sea también tu medicamento” que ofrece amplia información. En este pdf descargable se ofrecen sobre cáncer infantil recomendaciones de gran valor.

Que el niño tenga un desarrollo físico, cognitivo y emocional adecuado dependerá en buena medida de su alimentación en todas las etapas de la vida. Cuando se trata de menores afectados por cáncer infantil hay que extremar el cuidado de la dieta para contribuir a la recuperación de la salud y promover un mejor estado general del pequeño.

Las autoras de la guía de alimentación para niños con cáncer de ASPANION, Silvia López, Oncóloga infantil del Hospital General Universitario de Alicante, y Mª Clara Madrid, Psicóloga de ASPANION, explican que hay que considerar los alimentos como «pequeñas farmacias», puesto que están cargados de componentes muy beneficiosos para la salud, y nos ayudarán a prevenir y contrarrestar algunos de los síntomas más frecuentes que se suelen dar durante los tratamientos, especialmente durante la quimioterapia.

Si el niño tenía ya malos hábitos alimenticios estos se agravarán durante la estancia en el hospital, por este motivo es doblemente importante educar a los pequeños y promover unos hábitos de alimentación saludables.

CONSEJOS SOBRE LA ALIMENTACIÓN DEL NIÑO CON CÁNCER

Los padres afrontan con gran preocupación la fase de tratamientos a las que los menores afectados por cáncer infantil se deben enfrentar. Además de factores psicológicos es posible ayudar al pequeño tratando de que me mejore su dieta durante el proceso. La guía sobre alimentación saludable y cáncer infantil da información detallada y consejos de fácil aplicación.

  1. Es importante mantener un estado nutricional adecuado durante el tratamiento. Los pacientes malnutridos toleran peor esta fase. El niño debe comer de la manera más equilibrada posible: proteínas, fruta, verdura, lácteos y todo aquello que forma parte de la dieta normal. Además es recomendable realizar todas las ingestas diarias y no saltarse ninguna comida.
  2. Si el niño con cáncer está bien nutrido e ingiere alimentos saludables, tendrá más recursos para hacer frente a los efectos secundarios que se producen durante la quimioterapia; fabricar defensas, favorecer la cicatrización, prevenir el estreñimiento, las náuseas, e incluso regular el nivel de glucosa de la sangre.

LOS TRATAMIENTOS DEL CÁNCER INFANTIL, RECOMENDACIONES ESENCIALES

Según la oncóloga Silvia López y la psicóloga Mª Clara Madrid, es muy difícil para los padres y los profesionales que atienden al menor, distinguir cuándo el comportamiento del niño vinculado a la alimentación se debe al efecto de los tratamientos (quimioterapia, radioterapia, corticoides), a causas emocionales (miedo o ansiedad), o a causas comportamentales (obtener más atención, evitar algo que no le gusta…). En función de los motivos que el menor tenga para rechazar la comida, se deberá intervenir de una u otra manera. Las especialistas que han elaborado la guía aconsejan analizar el contexto en el que se produce cada comida, consultar al equipo médico sobre los efectos exactos del tratamiento en cada momento y tener en cuenta la personalidad previa del menor.

Cuando los niños con cáncer se niegan sistemáticamente a comer y no disfrutan comiendo es conveniente ponerse en manos de expertos. La guía enumera una serie de recursos útiles para hacer frente a esta situación:

  • Aplicar técnicas de relajación infantil. Se trata al fin de ayudar al pequeño a reducir su ansiedad, a aplacar sus miedos y a estar más tranquilo. Los ejercicios de respiración por ejemplo serán de gran utilidad.
  • Poner en marcha una estrategia de refuerzo por puntos (para niños de más de 3 años). Cada comida completada supondrá la obtención de un punto por comportamiento positivo. Deberemos fijar una recompensa final ajustada a sus gustos y proporcional. Esa recompensa puede ser una simple autorización a ver una película que le guste, recibir un diploma o hacer una pequeña excursión.
  • Hacer que el momento de la comida sea agradable. La guía incorpora juegos relacionados con los alimentos y la dieta. Pueden ser muy útiles para los niños pequeños con cáncer infantil.

El cáncer infantil transforma la vida de las familias con niños afectados. La alimentación es un elemento básico que no se debe descuidar para conseguir que el menor afronte con mayores garantías los tratamientos. La guía ha sido elaborada por especialistas en oncología pediátrica y psicología para ayudar en este difícil proceso a los padres y madres. Recuerden, pueden acceder a más información en la web de Aspanion o consultando a los expertos de la propia asociación.

2020-01-07T13:12:44+00:00