Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el término cáncer infantil generalmente se utiliza para designar distintos tipos de cáncer que pueden aparecer en niños y adolescentes.

Al margen, el cáncer de manera sintética se puede definir como la proliferación anormal y descontrolada de células que escapan al control del organismo.

Cada 3 minutos un niño es diagnosticado de cáncer en algún lugar del mundo. Se estima que unos 250.000 menores son diagnosticados con una de las 16 formas de cáncer infantil, que son diferentes de los cánceres de adultos. La ausencia de registros de cáncer infantil en la mayoría de países ha llevado a los investigadores a la conclusión de que esta cifra está muy subestimada y que un sinnúmero de menores con cáncer no se registran ni contabilizan.

El cáncer sigue siendo en la España la primera causa de muerte por enfermedad en menores de 18 años.

Hay diversos tipos de cáncer infantil -se contabilizan unas 16 formas- pero el avance de los tratamientos en los últimos años hace que las tasas de recuperación sean esperanzadoras. En los países desarrollados 8 de cada 10 menores habrá sobrevivido a su cáncer después de 5 años o más. Las investigaciones demuestran que dos tercios experimentarán los efectos secundarios de su tratamiento, y que también dos tercios de los supervivientes tendrán que hacer frente a secuelas que ponen en riesgo su salud y su vida debido al tratamiento que recibieron.

Según la Organización Mundial de la Salud la leucemia representa alrededor de una tercera parte de todos los cánceres infantiles. Los otros tumores malignos más comunes son los linfomas y los tumores del sistema nervioso central. Existen varios tipos tumorales que se dan casi exclusivamente en los niños, como los neuroblastomas, los nefroblastomas, los meduloblastomas y los retinoblastomas. En cambio, el cáncer de mama, el cáncer de pulmón, el cáncer de colon y el cáncer anorrectal, que suelen afectar a los adultos, son extremadamente raros en los niños.

Tipos de cáncer infantil habituales

Leucemia: proliferación anormal de ciertas células sanguíneas, los “blastos”. Es el más frecuente en los niños.

Tumores sólidos: Es la proliferación de células malignas.

Linfomas: son cánceres de los ganglios linfáticos.

Tumores cerebrales: son clasificados y nominados por el tipo de tejido en el cual se desarrollan.

Neuroblastoma: se origina en el sistema nervioso simpático, por tanto se puede localizar en el abdomen, tórax o pelvis.

Tumor de Wilms: cáncer en las células de los riñones.

Retinoblastoma: cáncer en el ojo.

Rabdomiosarcoma: Sarcoma de partes blandas que afecta fundamentalmente a las células musculares.

Osteosarcoma: Cáncer de hueso más frecuente en los niños que afecta a los huesos largos.

Sarcoma de Ewing: otro cáncer de hueso que afecta a los huesos largos y a los planos.

El equipo médico guiará siempre y en todo momento a los padres a lo largo de la enfermedad. Independientemente, a nivel psicológico el menor podrá sufrir una serie de efectos causados por cambios diversos en su rutina. Entre las repercusiones emocionales y psicológicas encontramos el miedo, la ansiedad, el deterioro de la autoimagen, las alteraciones de carácter y comportamiento o la  inseguridad.

El equipo psicológico de ASPANION puede ayudar a los padres y sus hijos enfermos a tratar de sobrellevar el impacto del cambio y a asimilar la enfermedad. Las sesiones terapéuticas en grupo e individuales o el ocio inclusivo son algunos de los recursos que se activan para ayudar al niño y a su familia en conjunto.

La quimioterapia es un tratamiento que supone la administración de una serie de medicinas para destruir las células cancerosas. Entre los efectos secundarios se contemplan algunos como nauseas, vómitos, anemia, disminución de leucocitos, descenso de plaquetas, caída del pelo, reacciones alérgicas, estreñimiento, etc.

La radioterapia supone el uso terapéutico de radiaciones ionizantes. Entre los efectos secundarios que se derivan de este tratamiento se encuentran la piel irritada y dolorosa en la parte irradiada, caída del pelo en esa zona, nauseas, vómitos o dolor de cabeza. Con los nuevos tratamientos se ha conseguido disminuir el impacto de estos efectos secundarios.

Si su hijo o hija ha sido diagnosticado en algún hospital de la Comunidad Valenciana o va a recibir tratamiento en este territorio puede contactar con ASPANION (valencia@aspanion.es). Los profesionales de psicología y trabajo social de la asociación comenzarán a explicarle paso a paso qué hacer en cada fase de la enfermedad y que ayudas puede activar según su situación. Al mismo tiempo les ofrecerán apoyo psicológico, esencial en el proceso de aceptación de la noticia y en los momentos posteriores, y recursos para comunicar al menor lo que sucede.

Los trabajadores con hijos con cáncer tienen derecho a un subsidio que complementa su sueldo. Esta pequeña aportación del estado se produce porque, por lo general, los ingresos de los padres se ven disminuidos como consecuencia de la reducción de jornada laboral -o la solicitud de excedencias- para afrontar el cuidado de los pequeños enfermos a lo largo de los meses o años en que necesite cuidados especiales.

El Estatuto de los Trabajadores prevé la posibilidad de acogerse a una reducción de jornada con la consiguiente disminución proporcional del salario.

Para compensar la pérdida de ingresos que sufren las personas obligadas a reducir su jornada, se activa hace unos años una prestación que puede ser solicitada por los progenitores, adoptantes, guardadores con fines de adopción o acogedores de carácter permanente (art. 4 RD 1148/11).  Es importante destacar que esta prestación se reconocerá sólo a uno de los progenitores, no a los dos, y se otorgará cuando se produzca un cuidado directo, continuo y permanente, durante la hospitalización y tratamiento de la enfermedad. Los padres deben estar en activo.

ASPANION cuenta en Valencia y Alicante con pisos de acogida. Esos pisos permiten ofrecer alojamiento a las familias desplazadas por los tratamientos y evitan ingresos innecesarios a los niños enfermos. En este espacio se convive con personas en circunstancias similares. Los pisos cubren diferentes servicios: alojamiento, aseo, cocina, lavadora etc… Para acceder al servicio del piso es imprescindible que las familias sean SOCIAS de ASPANION.

Existen varios tipos de ayudas en concepto de hospedaje y manutención que es posible solicitar previo cumplimiento de una serie de requisitos. Las trabajadoras sociales de ASPANION podrán informar de esos recursos en cada caso y situación.

2020-01-16T10:42:14+00:00